Bienvenido
aurora@afdpsicologos.com
0

Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes

¿Cómo se desarrolla el proceso terapeutico?

Una sesión de psicoterapia es, básicamente, una sesión de entrenamiento en la que se enseña al paciente todos aquellos recursos que necesita para superar con éxito sus dificultades.

El papel que desempeña el terapeuta es el de dirigir a la persona en este proceso de cambio, reflexionando con él, aportándole sus conocimientos y experiencia profesional para que, poco a poco y gracias a todos estos datos, el paciente encuentre, libremente, la forma de pensar, sentir y actuar más adecuada y sana para él y entrenarle hasta que implante y automatice esta nueva forma de pensar.

El número de sesiones que cada uno necesite va a depender de varios factores: tipo de problemática, el tiempo que se lleve arrastrando esa problemática (cuanto menos tiempo se lleve con el problema mejor), características de la personalidad, capacidad de aprendizaje, actitud ante el tratamiento, etcétera.

Nuestros pensamientos se entrenan con constancia y de esta forma se soluciona cualquier problema psicológico.

 

Actitudes positivas en psicoterapia.

Aquella persona que decide iniciar una psicoterapia debe tener en cuenta una serie de aspectos, que contribuirán a que sea un proceso más breve y con resultados eficaces:

Trabaja contigo mismo fuera de la consulta aquellas cuestiones que se te hayan señalado.

Cualquier cambio de conductas requiere un esfuerzo y un proceso, no busques soluciones para ahora mismo. Poco a poco, tú y las personas que te rodean iréis notando la mejoría.

Mantén en todo momento una actitud activa. Comunica a tu terapeuta tanto aquello que notas que te beneficia como aquello que ves que no te es útil. Pregunta tus dudas.

Alimenta la comunicación. Será de gran ayuda para obtener una buena relación terapéutica y para ti mismo.

Sé sincero, tanto contigo mismo como en lo que le cuentes a tu terapeuta.

Mantén en todo momento una actitud de escucha y de predisposición al aprendizaje.

Procura tener una actitud positiva, piensa que aunque estés pasando un mal momento es posible superarlo. Eres una persona valiosa con la capacidad de hacer lo que te propongas.

Mantén la frecuencia de las sesiones que tengas programadas, contribuirá para no romper el ritmo de los beneficios que se van obteniendo.

Encuentra al terapeuta adecuado, que te de confianza (que sea un profesional colegiado), con el que te entiendas y tengas una buena relación. En caso de no ser así, no dudes en cambiar y buscar la persona adecuada para ti.

preguntas_frecuentes2